Gobierno de Santa Fe

La trágica muerte del Conde

A dos kilómetros al sur del Parque Arqueológico Santa Fe la Vieja sobre la barranca del río San Javier, se encuentra la “Casa del Conde”, una construcción con techo de teja francesa.
La casa perteneció al Conde Edmundo de Tessiéres Boisbertrand, fundador junto a su padre de la Colonia Cayastá en 1867, y fue testigo de uno de los hechos de sangre más recordados de la historia de la costa santafesina. 


La noche del 6 de agosto de 1882, llegan cuatro jinetes a la casa del conde, quien los recibe y comparte la mesa con ellos y con los hijos de Antonio Gaspoz, que se habían convertido en la familia que el aristócrata no tenía. En determinado momento los forasteros matan al conde y a cuatro de las hijas de Gaspoz: María, Luisa, Filomena, y Ana e hieren cruelmente a Antonieta, Adela y Martina, sólo pudo huir el pequeño Antonio que escapa en busca de ayuda. 


El móvil podría haber sido el robo de un posible tesoro que poseía el Conde, aunque algunos también dicen que el Conde, que abogaba por los intereses de los colonos, era un problema para quienes pretendían hacer negocios con las tierras que habían sido entregadas por contrato a los colonizadores.
Los asesinos fueron: Cirilo y Gaspar Lemos, Rafael Sequeira y Honorio Mendoza.

Para conocer más sobre la Colonia Cayastá y el Conde Tessiéres Boisbertrand se puede consultar: Kaufmann, Ricardo, "La muerte del conde - Historia de los condes de Tessiéres-Bois Bertrand - Fundadores de Cayastá - Santa Fe, Argentina. Imprenta de la Universidad Nacional del Litoral, 1982 y también la Revista América º 15 disponible en: http://www.cehsf.ceride.gov.ar/america_15/05-kaufmann_hitos.html