Gobierno de Santa Fe

Promesa para no jugar

En el archivo documental del Museo Etnográfico se encuentra una escritura pública del año 1641 en la cual el Alférez Antonio de Cañas promete no jugar durante cuatro años al comejen y a las pintas y que si durante ese plazo le probaren con dos testigos que ha faltado a su promesa, pagará doscientos pesos corrientes de ocho reales al mayordomo de la cofradía de las ánimas del purgatorio para que los gaste en decir misas y otros sufragios por la dichas ánimas. Sin embargo se reserva el derecho de jugar con la baraja a otros juegos, que los únicos que los han tratado despiadadamente son los que menciona en la escritura.