Gobierno de Santa Fe

"Fiesta del 30 de agosto" o de "Santa Rosa"

La fiesta del 30 de agosto se ha constituido en el principal ritual anual de la comunidad Mocoví. Cada año, la fiesta permite congregar a los grupos familiares, muchos de los cuales se vieron forzados a migrar a diversas localidades de la provincia de Santa Fe y de otras aledañas, en búsqueda de trabajo y tierras donde vivir.

Hasta mediados del siglo veinte, los "bailes paisanos" y el "asado de potro" se convirtieron en expresiones características de esta fiesta y, en el contexto rural regional, actuaron como signos identificadores de los mocoví, los cuales hoy son rememorados y reivindicados. Por todo ello, se considera que a través de su historia, esta fiesta se ha conformado en un espacio fundamental para la continuidad y recreación de los lazos sociales del grupo y para la construcción de una identidad cultural compartida.

El Himno Mocoví recupera la música que acompañó a los aborígenes, el cual, fue pasando de generación en generación y se recita durante el ritual del fuego.

” El grito de la sangre” 


El sonar del tambor me hace vibrar de emoción.
Es la sangre mocoví que impulsa mi corazón.
Acompaña dulce flauta al tambor, juntos otra vez.
Gritando a los cuatro vientos que el mocoví está de pie.
No niego yo mi origen, tengo sangre mocoví.
Lo que a otros avergüenza, es orgullo para mí.
Mostra, hermano, tu origen en toda dimensión,
Así no tendrás vergüenza, ni tampoco humillación.
Si antes fuimos sometidos, eso quizás sea verdad.
Mostremos nuestra grandeza y convivamos en paz.
Mi pecho con fuerza late, algo quema en mí.
Es la fuerza de la sangre.
Sangre brava mocoví.

Florián Paucke, en su obra "Hacia allá y para acá. Una estadía entre los indios mocobíes, 1749-1767", menciona que a fines de agosto, cuando comenzaba la primavera, los mocovíes solían reunirse para celebrar sus festividades y, en esa época, los hombres mayores compartían una bebida preparada con miel. Probablemente estos rituales fueran uno de los antecedentes de la posterior Fiesta de Santa Rosa, celebrada cada 30 de agosto por muchos mocovíes santafesinos.